Como tratar a una persona que está a la defensiva

Estar a la defensiva

No deje que la crítica se apodere de usted. Es fácil ser crítico cuando su marido o mujer está a la defensiva. Pero en el momento en que lo haga, puede erosionar la relación. A nadie le gusta vivir en un hogar donde se le critica constantemente. Céntrese en la resolución del conflicto, no en el debate. Cuando acuerde discutir el comportamiento defensivo de su cónyuge, céntrese en la resolución del conflicto. No lo utilice como una oportunidad para señalarle con el dedo o intentar “ganar” la conversación. Nadie gana si entras en modo debate. Recuerde que, como matrimonio, están en el mismo bando. Nadie debe ganar ni perder. Su cuerpo se verá afectado cuando se sienta estresado. Por eso es fácil sentirse abrumado por las emociones cuando su cónyuge se pone a la defensiva con usted. Lo mejor que puede hacer es mantener la calma. En lugar de hacerte la víctima de la situación, aprovecha para tomar la iniciativa. Toma el control de hacia dónde quieres que vaya la conversación para que puedas obtener la respuesta que buscas. No deje nada sin terminar. La evasión no hará ningún bien a su matrimonio. Si se siente frustrado o molesto por la situación, no deje de intentarlo. Cuanto más tiempo evites el conflicto, más se acumulará con el tiempo. Existe la creencia de que los conflictos deben ser dolorosos. Sin embargo, no tiene por qué serlo. A veces, el conflicto puede ser un vehículo para hacer crecer tu relación, si sabes gestionarlo adecuadamente.

  Anular a una persona psicológicamente

 

¿Qué hace que una persona esté tan a la defensiva?

Pueden tener baja autoestima o depresión. Pueden sentirse culpables, culpabilizados o avergonzados por lo que perciben como una crítica. Estos sentimientos y experiencias pueden llevar a la persona a defenderse e intentar dejar de sentirse así. Esto puede llevarles a ponerse a la defensiva.

¿Cuando alguien está siempre a la defensiva?

A las personas a la defensiva no les gusta “resolver” los problemas emocionales de la forma colaborativa que se espera de los adultos. Pueden ser muy impulsivas y rápidas en sus reacciones emocionales, sin pararse a pensar las cosas de forma equilibrada. Por último, tienden a evitar una excesiva cercanía emocional con los demás.

Defensividad

El comportamiento defensivo es el segundo paso de los cuatro jinetes del apocalipsis para las relaciones, según el Dr. John Gottman, experto en relaciones. A menos que se solucionen, estos ciclos negativos suelen separar a las parejas:

Una reacción defensiva es natural cuando nos sentimos amenazados. Esto le ocurre a todas las parejas que se pelean. Pero algunas parejas superan estas pautas. He aquí algunos consejos de parejas de éxito que solucionan las cosas:

  Sentir que alguien te mira y no hay nadie

Deténgase cuando la ira haya activado el sistema de autodefensa de cualquiera de las dos personas. No se puede razonar con alguien que está inundado de emociones. Este punto álgido puede ser más intenso para los hombres que para las mujeres. Algunos hombres pueden desencadenarse emocionalmente de forma muy repentina. En general, los hombres están biológicamente preparados para luchar casi instantáneamente en respuesta al peligro.

No es fácil romper hábitos profundos por la fuerza de voluntad. Se necesita tiempo para que se formen nuevos patrones. Si te esfuerzas durante un tiempo y sigues sin poder hablar sin pelear, trabajar con un buen terapeuta puede ayudarte.

La actitud defensiva es una forma de proteger nuestro ego. Puede que te pongas a la defensiva si alguien desafía una creencia preciada, te critica por algo o supone una amenaza a cómo te ves a ti mismo y al mundo.

La cuestión es que ponerse a la defensiva no siempre es un comportamiento saludable para nuestras relaciones en casa o en el trabajo: los escudos se levantan, el cerebro se cierra y no entra ni sale gran cosa. Para estar menos a la defensiva, tendrás que aprender a controlar tus emociones, aceptar las críticas y ser más empático con los demás.

Cómo estar menos a la defensiva en una relación

Responder a la defensiva a las transgresiones puede repercutir negativamente en las relaciones, el bienestar individual y la toma de decisiones en la administración y las organizaciones. Un estudio reciente publicado en The British Journal of Social Psychology examinó este tipo de respuesta defensiva en relación con la identidad social y moral para determinar las formas en que este comportamiento puede reducirse potencialmente.

  Persona que no reconoce sus errores

Los mecanismos de defensa son una parte primordial del desarrollo social y pueden aparecer en forma de evitación, desviación, racionalización, negación de la responsabilidad o de información crítica, compartimentación o minimización del daño causado. Son formas negativas de responder cuando nos sentimos inseguros o atacados.

Por Anna

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad