Aprende a vivir contigo mismo

¿Es egoísta vivir para uno mismo?

Mucha gente parece pensar que el tiempo de calidad requiere intrínsecamente la compañía de otra persona para fortalecer tu relación con ella. Sin embargo, este punto de vista no tiene en cuenta en absoluto los beneficios que puede aportar el tiempo de calidad con uno mismo. Por eso es imprescindible que de vez en cuando te tomes tiempo para pasar una tarde tranquila contigo mismo. Además, no es sano poner tu vida en pausa cada vez que alguien te pide salir. En lugar de eso, cuando alguien te pida salir, no tengas miedo de meditarlo un momento. Tómate tu tiempo y piensa cómo quieres emplear tu valioso tiempo. Si llegas a la conclusión de que a veces prefieres estar solo, no pasa nada. Tampoco pasa nada si a veces rechazas las invitaciones de los demás para dedicarte tiempo a ti mismo. Por lo tanto, si lo que necesitas es una cita contigo mismo, ¡es precisamente en eso en lo que debes invertir el tiempo que tanto necesitas! No olvides que la meditación también es una forma estupenda y saludable de pasar tiempo contigo mismo. Puedes echar un vistazo a nuestra aplicación gratuita de meditación guiada, Declutter The Mind, y empezar a sentarte con tu mente y dedicarte tiempo a ti mismo.

¿Qué significa vivir para uno mismo?

Vivir para uno mismo significa no vivir para complacer a los demás o satisfacer sus expectativas. Cada decisión la tomas en tus propios términos, sin dejarte influir por el miedo o la presión. No es una mentalidad egoísta. Puedes seguir siendo cariñoso, atento y amable mientras vives para ti mismo.

  Como encontrar motivacion para hacer las cosas

¿Merece la pena vivir solo?

Vivir solo no sólo te da un nivel de libertad sin igual, sino que también te da tiempo para centrarte en lo que realmente quieres hacer. Lo bueno de vivir solo es que te da confianza en que puedes hacerlo.

¿Es difícil vivir solo?

Lo esencial. Aunque prefieras vivir solo, no siempre es fácil. Es posible que valores el espacio personal pero que tengas momentos en los que anheles la interacción humana. Los momentos de crisis que dificultan la conexión con los demás pueden aislarte y causarte más angustia.

Cómo vivir para uno mismo en una relación

Desde pequeños, muchos de nosotros aprendemos a vivir para nuestros padres, profesores o compañeros, buscando de forma natural su amor, aceptación y aprobación. Pero llega un momento, cuando ya somos mayores, en que nos damos cuenta de que buscar la aprobación de los demás ya no resulta práctico.  De hecho, este comportamiento tiene el potencial de obstaculizar nuestro propio crecimiento y autoaceptación.Entonces, ¿cómo podemos convertir esta validación externa, la búsqueda de la aprobación de los demás, en la validación interna, la búsqueda de esta aprobación desde dentro?Vamos a explorar esto ahora.Cómo vivir para ti mismoAquí hay 4 consejos sobre cómo empezar a vivir para ti mismo y no para los demás.1. Comience el viaje de auto-descubrimiento

Todos tenemos un carácter y una personalidad únicos, es lo que nos hace ser nosotros.Y para empezar, por difícil que sea, es importante para tu propio autodescubrimiento que aceptes tu individualidad y aprendas a expresarla de forma saludable. Para lograrlo, debes aprender a dejar de lado los juicios o provocaciones de los demás y permitirte ser más abierto, honesto, vulnerable y, lo que es más importante, real contigo mismo y con los que te rodean.La mejor forma de hacerlo?empieza a escuchar a tu corazón y a tu voz interior. Eso es lo que realmente eres. Tu corazón te dirá lo que quieres y tu voz interior te guiará en el camino para conseguirlo.3. Vigila tu autoconversación

  Razones para romper una amistad

Vivir para uno mismo

¿Intentarías levantar una roca de diez toneladas con tus propias manos? ¿O intentarías memorizar una enciclopedia de treinta volúmenes? Cualquiera de los dos intentos sería poco práctico. Admitimos de buen grado que tenemos limitaciones físicas y mentales, al menos cuando se trata de tareas tan colosales.

Sin embargo, reconocer las limitaciones en otras cuestiones de la vida cotidiana no siempre es fácil. De hecho, uno de los mayores problemas que tienen muchas personas es aprender a reconocer sus propias limitaciones. Sin embargo, a menos que una persona lo haga, no podrá experimentar verdadera satisfacción y felicidad.

Por ejemplo, tenemos que darnos cuenta de que nuestra demanda de descanso y sueño puede diferir considerablemente de la de los demás. A algunos adultos les va bien con seis horas de sueño nocturno, o menos, mientras que otros necesitan nueve o más. Pero, sean cuales sean nuestras necesidades personales, conviene descansar y dormir lo suficiente. De lo contrario, podemos experimentar una pérdida de energía o ponernos nerviosos y que incluso la actividad normal nos resulte difícil y desagradable.

Del mismo modo, no todo el mundo se siente bien comiendo todo lo que les gusta a los demás. La cantidad de comida necesaria también difiere según las personas. Así que, en este y otros aspectos, actuamos con prudencia si conocemos nuestras propias necesidades y nos cuidamos a nosotros mismos, en lugar de hacer las cosas simplemente porque los demás las hacen. Sólo así tendremos más posibilidades de disfrutar de la vida.

¿Cómo vives con tu propio significado?

Dichos como estos se agotan cuando se trata de dar a la gente sugerencias sobre formas de vivir una vida más plena, formas de tener más confianza, formas de tener más éxito o formas de sentir algo distinto de lo que sienten.

  Fotos para enviar a tu novio

El amor propio no es simplemente un estado de sentirse bien; es una acción. El amor propio es una elección. Es una forma de relacionarte contigo mismo que implica ser comprensivo con tus errores, comprensivo con tus pérdidas y ser capaz de comunicarte de forma efectiva contigo mismo sobre la vida sin juzgarte o castigarte duramente.

Aprender a quererse a uno mismo es importante para vivir más feliz y sano en todos los aspectos de la vida. Influye en la persona que eliges para que sea tu pareja de por vida, en la imagen que proyectas en el trabajo, en cómo realizas tu trabajo, en la forma de educar a tus hijos, en la forma de relacionarte con los que te rodean y en la forma de afrontar los problemas de tu vida.

Puede que te falte amor propio por diversas razones o hábitos, como se ha señalado anteriormente. Puede deberse a las acciones de quienes te rodean, a un acontecimiento traumático en tu vida, a que te faltó un buen ejemplo de amor propio o, simplemente, a una forma de pensar que practicas de forma innata.

Por Anna

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad