Como deshacerse de la rabia acumulada

Por qué nos enfadamos

– Jodi Picoult Síntomas de la ira reprimida En resumen, las consecuencias de la ira reprimida pueden ser las siguientes:  – Síntomas psicosomáticos y dolencias físicas como dolores de cabeza, tos crónica y problemas digestivos- Entumecimiento emocional- Letargo- Depresión o distimia- Tristeza persistente sin motivos claros- Falta de motivación, procrastinación crónica- Impulsos de hacerse daño a uno mismo- Incapacidad de defenderse a uno mismo, Incapacidad para defenderse y dejar que otros se aprovechen de uno mismo – Exigencia desmedida e implacable – Crítica interna severa – Incapacidad para relajarse o disfrutar de la vida – Sentimiento confuso de uno mismo y confusión de identidad – Abuso o utilización por parte de otros debido a la incapacidad para imponer límites – Codependencia – Paranoia y ansiedad intensa – Tendencia a juzgar a los demás – Alienación y aislamiento social – Comportamientos de autosabotaje – Estallidos repentinos que sorprenden a los demás – Falta de satisfacción en las relaciones y amistades – Relaciones rotas, No son las acciones de los demás las que nos perturban (porque esas acciones están controladas por su parte gobernante), sino nuestros propios juicios. Por lo tanto, elimina esos juicios y decídete a dejar ir tu ira, y ya se habrá ido. ¿Cómo soltarla? Dándote cuenta de que esas acciones no son vergonzosas para ti”.

Cómo no enfadarse

Suele haber un concepto público erróneo entre enfado, agresión y hostilidad. La ira es una emoción que va desde la reacción estándar de irritación leve hasta la respuesta intensa de furia y rabia. La ira se convierte en un dilema si se siente con demasiada intensidad, frecuencia, se expresa de forma inadecuada y se asocia a una tensión física/mental extrema en el individuo. Por otro lado, la agresividad es un comportamiento a menudo violento que causa daño o lesiones a otra persona o a la propiedad. Mientras que, la hostilidad, es un conjunto de actitudes y juicios que motivan los comportamientos agresivos [1].

  Como hacer que una mujer te extrañe por mensajes

El objetivo de la presentación de este documento es desarrollar, controlar y transformar los pensamientos negativos para poder dejar de alimentar el dolor y los malos hábitos emocionales. En consecuencia, la ira descontrolada puede crear problemas en el trabajo, en las relaciones personales y, en general, en la excelencia en la vida. La ira no tratada puede conducir a una terrible sensación de emoción impredecible e influyente [1].

Existen diferentes tipos de expresión de la ira; si el cliente tiene un estado depresivo y de ansiedad permanente y sin saberlo se queja de su estado de ira (ira enterrada). Mientras que otra presentación de la ira es intentar reprimir y ocultar la ira de su entorno (Ira oculta). Mientras que la indignación impulsiva demuestra un temperamento corto y frecuentes estallidos explosivos de violencia. La ira intencionada es la pasión utilizada deliberadamente para asustar, ofender e intimidar a los demás. Del mismo modo, la ira habitual es el uso de emociones agresivas y a menudo violentas en la vida cotidiana. Por otro lado, la indignación defensiva es el uso de la pasión como habilidad defensiva para protegerse de comentarios o experiencias hirientes, mientras que la ira justa es la fuente de excitación que es moral y puede justificarse [2].

No puedo enfadarme

La ira es una expresión intensa y primaria de la fuerza vital, una llama ardiente que no puede ignorarse. Es el sistema de alarma de la psique, que exige que se preste atención a un límite o frontera que se está invadiendo, a una herida o dolor que se está negando, o a un área de nuestro ser que se ha vuelto insana. La función de la ira es similar a la de la fiebre. Ayuda a quemar los elementos no deseados e inarmónicos. Su objetivo es restablecer el equilibrio y el bienestar.

  Cuando poner vela morada

Si se suprimen e ignoran los síntomas de la fiebre, la enfermedad permanecerá incontrolada. Lo mismo ocurre con la ira. Es útil escuchar el mensaje que trae y luego utilizarlo para el crecimiento y el bienestar.

Debemos recordar que la ira que sentimos hacia otra persona no es una evaluación o un juicio exacto de quién es esa persona en realidad. Son simplemente nuestros propios sentimientos comunicándose con nosotros, diciéndonos más sobre nosotros mismos que sobre la otra persona. Es el comienzo de una mayor claridad y discriminación, para que podamos vivir nuestra pasión con integridad, desarrollar nuestro poder interior y llegar a ser capaces de actuar asertivamente, en lugar de agresivamente, en nombre de lo que apreciamos.

Ira y ansiedad reprimidas

La actual epidemia de opioides en Estados Unidos es un acuciante problema de salud pública. Los vínculos entre el uso indebido de opioides y la mortalidad son bien conocidos; casi el 70% de todas las muertes por sobredosis de drogas en 2017 fueron atribuibles a los opioides. Dadas sus propiedades analgésicas, los opioides se han utilizado ampliamente en la población con dolor crónico, que también es susceptible al uso indebido de estos analgésicos…. En los pacientes con dolor crónico que presentan ira, tanto el dolor como el consumo de opioides pueden verse agravados. Por ejemplo, la supresión de la ira se ha relacionado con una mayor sensibilidad al dolor en experimentos, mientras que las puntuaciones de ira-hostilidad y la ira internalizada predicen la varianza de la gravedad del dolor y la intensidad del dolor, respectivamente. La ira también está relacionada con el uso y abuso de drogas, incluidos los opiáceos. El objetivo de esta investigación es poner en práctica un programa de última generación para la regulación de la ira en pacientes con dolor crónico, denominado Terapia Afectiva Cognitivo-Conductual (TACC), que se evalúa en múltiples medidas de ira, medidas sensoriales frente a medidas afectivas de dolor y medidas de abuso de opioides. Se espera que la CBAT reduzca la ira y, por lo tanto, produzca una reducción del dolor, así como un cambio de actitud hacia el abuso de opiáceos.

  Como recuperar las ganas de hacer cosas

Por Anna

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad