Como vencer la desidia

Cómo dejar de ser perezoso y desmotivado

Llámalo pereza, pereza, ineptitud, holgazanería o como quieras, pero la idea de no hacer nada cuando hay que hacer las cosas suele considerarse un signo de debilidad o evasión. A veces la pereza se produce cuando no quieres enfrentarte a algo, como una tarea aburrida o un enfrentamiento difícil con alguien. Otras veces, puede deberse a que te sientes abrumado y crees que la tarea necesita de todo un equipo en lugar de sólo de ti. Y también hay veces en las que no te apetece nada. En cualquier caso, no es un rasgo deseable.

 

Cómo acabar con la pereza

La pereza es el enemigo de la productividad. Si fuéramos perezosos, no podríamos hacer cosas significativas. Es posible que dejemos las cosas para más tarde o, incluso si las hacemos, que las hagamos a medias. Así no hay forma de obtener resultados de alta calidad.

Lo más difícil es empezar; el resto será más fácil. Así que fija un periodo de tiempo pequeño, como 15 minutos o incluso 5 minutos, y decide trabajar en la tarea hasta que se acabe el tiempo. Después, será más fácil decidir continuar.

Esta es una de las formas más eficaces de vencer la pereza. Si tienes una sensación de urgencia, te resultará mucho más fácil levantarte y hacer lo que tienes que hacer. Una forma de crear una sensación de urgencia es fijar una fecha límite. Puedes leer más sobre esto en mi artículo sobre el sentido de urgencia.

  Como conseguir un novio

Una de las razones por las que nos volvemos perezosos es porque sólo vemos las dificultades de las tareas que tenemos por delante sin pensar en los beneficios que obtendremos cuando las terminemos. Así que centra tu mente en los beneficios en lugar de en las dificultades.

Cómo vencer la pereza ensayo

¿Quieres aprender a dejar de ser perezoso? No lo hagas: no funcionará.  En realidad, no eres perezoso. Sin embargo, aunque las causas de la pereza a menudo se nos ocultan, sus desastrosas consecuencias son demasiado evidentes: “La pereza erosiona el entusiasmo y la energía de una persona. Como resultado, la persona pierde todas las oportunidades y finalmente se siente abatida y frustrada”, dice el Sama Veda Kabir, un antiguo texto védico en sánscrito. “Lo peor es que deja de creer en sí mismo”.

Si esto te suena un poco a ti, no te preocupes: este artículo te enseñará cómo dejar de ser perezoso y de estar desmotivado.Cómo dejar de ser perezoso y de estar desmotivado en 8 sencillos pasosDe nada sirve intentar aprender a “combatir la pereza”: no puedes ganar si no sabes a qué te enfrentas. Si quieres saber cómo dejar de ser perezoso, tienes que entender por qué actúas perezoso en primer lugar, y luego desarrollar las herramientas de regulación emocional que necesitas para cambiar.Aquí hay ocho consejos para superar la pereza que te mostrarán cómo dejar de ser perezoso y desmotivado para siempre:Muy bien, vamos a empezar.Paso #1. Date cuenta de que no eres perezoso por naturalezaPrimero lo primero: no eres perezoso, sino tu comportamiento.Tras años actuando de una determinada manera, es habitual pensar que “yo soy así”. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.Los comportamientos repetitivos crean hábitos, y nuestros hábitos determinan el estado de nuestras vidas – pero no definen quiénes somos.Sir Fowell Buxton, 1er Baronet y político británico del siglo XVIII, dijo: “La pereza crece en la gente; empieza en telarañas y termina en cadenas de hierro”. Puede que sientas que esas cadenas de hierro forman parte de ti, pero no es así: son sólo cadenas, y puedes quitártelas.

  Como dejar de perder el tiempo

7 causas de la pereza

Una respuesta habitual a la sensación de agobio es dejar las cosas para más tarde y desatender las responsabilidades. Si tienes problemas de autodisciplina y te sientes más perezoso de lo normal, puede que la causa sea tu interminable lista de tareas pendientes. Hablaremos de esta posibilidad, de otras razones de tu falta de motivación y de cómo superar la pereza.

La pereza suele entenderse como no querer hacer cosas que creemos que deberíamos hacer. Puede que te propongas hacer ejercicio durante 20 minutos al día. Algunos días te sentirás perezoso: no querrás hacer esta actividad.

Pero la pereza no es intrínsecamente mala”. Jon M. Jachimowicz, ahora profesor adjunto de Administración de Empresas en la Harvard School of Business, ha argumentado que la pereza no es un rasgo inherente, sino una cuestión de recursos.

  Como mejorar la inteligencia emocional

Pero sentirse abrumado puede hacer que procrastines y, en última instancia, que te cierres en banda. Si tienes ante ti una montaña de cosas que hacer y de las que preocuparte, estarás demasiado agotado mentalmente para dar el primer paso.

Aunque planificar a gran escala es bueno de vez en cuando, intenta ir día a día. Divide tus objetivos en pequeñas tareas diarias para que te parezcan más manejables y utiliza listas de control para organizarte.

Por Anna

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad