Significado de madurez espiritual

Importancia de la madurez espiritual

Primero debemos reconocer que la madurez espiritual no es un producto terminado. No es un cristiano que no tiene nada más que aprender. Incluso Pablo dijo: “No es que ya haya alcanzado todo esto, o que ya haya sido perfeccionado, sino que prosigo” (Filipenses 3:12).  Así, Pablo reconoció que la madurez espiritual no es algo que se completará en esta vida.

Si incluso Pablo reconoció que no era un producto completo, entonces ninguno de nosotros puede llamarse un producto completo tampoco. Ser maduro espiritualmente no significa que hemos terminado de trabajar; más bien, significa que hemos crecido como cristianos hasta un punto en el que nos hemos vuelto intencionales.

Significa ser parte de una gran familia espiritual. En otras palabras, no estar orgulloso de tu propio trabajo sino querer ministrar a la gente y ser honesto acerca de tus propias fallas para que puedas construir relaciones genuinas.

 

21 signos de madurez espiritual

Recientemente me he sentido atraído por la palabra profundo como descriptor cuando hablo de cristianos maduros. Mi primera apreciación del término vino cuando leí un comentario de Richard Foster: “La necesidad desesperada hoy no es de un mayor número de personas inteligentes, o de personas dotadas, sino de personas profundas”.

¿Qué significa ser un seguidor profundo de Cristo hoy, cuando las opciones ilimitadas, las distracciones ruidosas y los millones de versiones de la verdad inundan nuestra alma? ¿Cómo es posible ser una persona profunda mientras estamos inmersos en eventos de la comunidad, la escuela y la iglesia, compras, redes, lavandería, construcción de la familia, y una semana de trabajo de 50-60 horas?

  Yin y yang significado espiritual

Por supuesto, no podemos intentar responder a estas preguntas hasta que exploremos cómo son las personas profundas. Esta es mi descripción práctica: Las personas profundas son aquellas cuyas vidas están organizadas en torno a Jesús, su carácter, su llamada a servir y su muerte en la cruz por sus pecados. Sus habilidades o dones pueden ser muy diversos, pero cada uno tiene el poder de influir en otros para que sigan a Jesús, crezcan en semejanza a Cristo y vivan una vida de servicio fiel. Aman el mundo, se relacionan bien con la gente y desconfían de las trampas espirituales. Son conocidos por su sabiduría, su compasión por los demás y su perseverancia en los momentos difíciles.

8 pasos hacia la madurez espiritual

Hay muchas maneras de hablar de madurez, pero a menudo nos viene a la mente el proceso de convertirse en adulto. De hecho, las investigaciones muestran que los niños de Estados Unidos maduran hoy más lentamente que en el pasado. En un estudio, Jean Twenge y Heejung Park ofrecen varias razones posibles para que los índices de madurez sean más lentos (mayor inversión de los padres, educación más prolongada, reproducción más tardía, menor prevalencia de patógenos y vidas más largas), pero en última instancia su estudio concluye que los niños tardan más en independizarse de sus padres y convertirse en adultos[i] Sin embargo, madurar es algo más que hacerse mayor. La edad no refleja necesariamente la madurez.

  Que significa tener el aura rosa

Al pensar en la vida cristiana, la Biblia habla de la madurez espiritual de forma similar. Por ejemplo, Pablo describe a la iglesia de Corinto como “niños en Cristo”, a los que no se podía dar “alimento sólido” porque “[no eran] capaces de recibirlo”[ii] En su libro Etapas de la fe: The Psychology of Human Development and the Quest for Meaning, James Fowler señala que “todos comenzamos la peregrinación de la fe como bebés”[iii] Sin embargo, no se pretende que sigamos siendo “bebés en Cristo”, ni siquiera niños. En la carta a los Efesios, Pablo escribe: “Ya no debemos ser niños, zarandeados de aquí para allá por las olas y llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres, por astucia de maquinaciones engañosas, sino que, hablando la verdad en amor, crezcamos en todos los aspectos en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo”[iv] Claramente, el deseo de Pablo es que la Iglesia tenga una fe adulta o madura.

Claves para la madurez espiritual

Esta es la parte extraña: algunos cristianos terminan criticando a otros cristianos por no ser lo suficientemente “profundos” o no estar lo suficientemente comprometidos como para ser “verdaderos” cristianos. (El hecho de que esto no te suene extraño es, en sí mismo, una prueba de lo extraño que se ha vuelto).

En los círculos de liderazgo, el diálogo suele comenzar con una pregunta del tipo “¿qué estás haciendo para discipular a tu gente?”. (énfasis en discipular, a menudo dicho con una voz más grave de lo normal) o una afirmación despectiva como “así que estás atrayendo a la gente, pero ¿luego qué?”.

  Que es un guia espiritual

Y casi siempre se dice con condescendencia, como si algunas personas fueran dueñas de la franquicia de la madurez y disfrutaran viendo cómo otros seguidores de Cristo se retuercen mientras intentan dar respuestas que sólo mostrarán lo inmaduros que son en realidad.

El discipulado es un proceso orgánico que dura toda la vida. Tiene algo que ver con lo que los antiguos llamaban “santificación”. El proceso de llegar a ser más y más santo, un término, que despojado de su extrañeza, simplemente significa ser “apartado”. Básicamente, significa que eres diferente de lo que eras. Y ese proceso continúa hasta que mueres.  He esbozado algunos de los marcadores de una madurez espiritual más auténtica en este post, y de nuevo aquí.

Por Anna

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad