¿Puede el amor convertirse en odio?

A nadie le gustan todas las personas que conoce. La mayoría de la gente probablemente pueda nombrar a unas cuantas personas que no le caen especialmente bien. Sin embargo, algunas personas llegan a un punto en el que se sienten tan molestas, dolidas o frustradas con la gente o las circunstancias que sienten que odian a todo el mundo.

Sentirse así puede dificultar la vida cotidiana y la interacción con los demás. Puede causar muchos conflictos en tus relaciones con familiares, amigos, compañeros y otras personas de tu vida. El odio también es una emoción intensa que puede afectar a la salud.

 

Cómo no despreciar a alguien

Los colegas son un poco como tu familia. No puedes elegirlos, pero tienes que pasar mucho tiempo con ellos. ¿Qué hacer con un compañero de trabajo que no te cae bien? ¿Puedes cambiar la relación o encontrar formas de sobrellevarlo? ¿Cómo sacar lo mejor de la situación?

1 Tienes que afrontar el problema. Si no lo haces, empeorará y puede acumularse hasta convertirse en un problema mucho mayor de lo que debería ser. Pero aquí viene lo bueno: Afrontar el problema puede no implicar nada más que decirte a ti mismo: “Claire me molesta y es difícil, pero he analizado las opciones y la mejor opción es simplemente dejar que me supere”. Esto puede parecer lo mismo que ignorarla, pero no lo es. Has tomado el control y has tomado una decisión consciente.

  Como escribir en una vela para atraer a alguien

2 Dite a ti mismo que no es para tanto. Nunca vamos a llevarnos bien con todo el mundo, ni debemos esperar hacerlo. Claire, en este ejemplo, nunca será una buena amiga, pero no tiene por qué ser una enemiga mortal. Preocuparse por su comportamiento es bastante ridículo, y hay cosas mucho peores. Quizá puedas convertirlo en un juego y hacer que sea tolerable en un reto personal. Esta última sugerencia puede parecer infantil, pero puede ser sorprendentemente eficaz y satisfactoria.

Emociones extremas

Las emociones extremas también desencadenan la liberación de hormonas del estrés en nuestro cerebro. Cuando reprimimos emociones como el odio, la liberación de estas hormonas del estrés es continua, lo que, con el tiempo, provoca un aumento de la inflamación en todo el organismo y puede acarrear importantes consecuencias para la salud.

Si sientes odio hacia una persona o un grupo que no comprendes, actúa con empatía (la capacidad de comprender y compartir los sentimientos del otro) y compasión (realizando un acto de bondad). Son antídotos contra el odio.

  Jugar con los sentimientos de otra persona

En lugar de hacer suposiciones sobre por qué una persona es como es o por qué hace las cosas que hace, intenta abordar tu confusión con la curiosidad benigna que inspira la frase “Me pregunto…”.

El tratamiento suele incluir una evaluación para comprender mejor la naturaleza y el origen de tu odio, seguida de asesoramiento para ayudarte a procesar las emociones y desarrollar habilidades de afrontamiento, medicación para abordar cualquier factor biológico que pueda estar contribuyendo a la intensidad de los sentimientos, o ambas cosas.

Cuando alguien a quien quieres te hace mucho daño, puede ser difícil superarlo. Puede parecer que lo mejor que puedes hacer es convertir tu amor en odio, pero en realidad eso sólo te pondrá las cosas más difíciles, ya que el odio no es lo contrario del amor: ambos son emociones fuertes que consumen mucha de tu energía. Si quieres dejar de sentir el dolor de perder a un ser querido (ya sea por una ruptura, una pelea, la muerte o cualquier otra cosa), lo mejor que puedes hacer es lidiar con tus emociones y trabajar para seguir adelante en la vida.

  Estar con alguien sin estar enamorado

Por Anna

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad