Como aprovechar el tiempo

Aprovechar al máximo el tiempo juntos

“Quiero una fiesta en el bosque con una hoguera toda la noche. Yo estaré a un lado en un saco de dormir, bien calentito. Habrá malvaviscos y cócteles. Mis amigos podrán entrar y salir, despedirse como quieran o sentarse tranquilamente conmigo y cogerme de la mano. Pero que nadie me toque los pies. Odio que me toquen los pies. Una lista de reproducción de mis canciones favoritas debe estar en repeat. Me gustaría morir mientras el fuego se apaga al amanecer. Apagar y apagar las luces”.

Estoy en Zoom y una capellana de Iowa está describiendo sus últimas horas de vida ideales. Nos estamos formando para ser doulas del final de la vida, y la tarea de esta mañana es ayudarnos mutuamente a hablar sobre un ritual de las últimas horas. Es uno de los muchos ejercicios diseñados para confrontarnos con nuestra propia mortalidad, para que podamos dejar nuestros propios sentimientos sobre la muerte en la puerta antes de cruzar el umbral de otra persona para ayudarla con los suyos.

Las doulas de atención al final de la vida se encuentran en el extremo opuesto del espectro del ciclo vital de las doulas de nacimiento. Proporcionan cuidados no clínicos (emocionales, logísticos y físicos) y ayudan con la planificación; se comprometen con las revisiones de vida y el trabajo de legado; y proporcionan apoyo a la familia y amigos para que los cuidadores puedan aportar lo mejor de sí mismos, descansados, para apoyar a su ser querido moribundo.

  Como desarrollar la telequinesis

Qué hacer en el tiempo libre

Por tanto, la gestión del tiempo, en sentido amplio, debería ser la principal preocupación de todos. Sin embargo, la disciplina moderna de la gestión del tiempo (o productividad) es deprimentemente estrecha de miras, centrada en idear la rutina matutina perfecta o en intentar realizar el mayor número posible de tareas, invirtiendo toda la energía en alcanzar un estado posterior de bienestar y realización. Ignora el hecho de que el mundo está repleto de maravillas, y que experimentar más de esas maravillas puede ir en detrimento de la productividad.

Como “friki de la productividad” en recuperación, sé lo que se siente al dejarse llevar por la idea de descubrir el sistema perfecto de gestión del tiempo. Pero, con el tiempo, me vi obligada a aceptar que mis luchas por lograr una sensación de control o dominio perfecto de mi tiempo eran contraproducentes y no me llevaban a una vida con más sentido, sino a una de más agobio y estrés. Llegué a la conclusión de que tenía que renunciar a la búsqueda de ese tipo de control, abandonar el objetivo imposible de ser perfectamente eficiente y aceptar mis limitaciones para poder dedicar más tiempo a lo que era realmente valioso.

Aprovechar el tiempo

Haz las cosas de una vez (ahorra entre 15 y 20 minutos). Cuando se trate del correo electrónico, el buzón de voz o el papeleo, actúa al instante -es decir, lee, contesta, borra, archiva- para no tener que volver a ello. El tiempo acumulado ahorrado puede sumar hasta diez horas al mes, dice Jana Kemp, “arquitecta del tiempo” de Boise, Idaho, y autora de ¡No! Cómo una simple palabra puede transformar tu vida.

  Incienso para calmar la ansiedad

No escuches las noticias a primera hora de la mañana (30 minutos). Las noticias deprimentes pueden distraerte de tu rutina matutina: prepararte para ir a trabajar, dar de comer a los niños, prepararte mentalmente para un buen día, dice Ruth Klein, coach de estilo de vida de Los Ángeles. Si realmente quieres ver “Buenos días, América”, grábalo en TiVo.

Aprovecha el tiempo de espera (30 minutos). No vayas al médico sin llevarte algo para hacer -trabajos que leer, notas selladas para ponerte al día con la correspondencia-, aconseja Laura Stack, autora de Find More Time. Lleva un libro o una revista al banco; paga las facturas mientras estás en espera con la compañía de la tarjeta de crédito.

Aprovechar al máximo el tiempo significa

Los estudios demuestran que una persona media dedica 8,5 horas diarias a los dispositivos electrónicos, de las cuales 3 o 4 son al teléfono móvil. Ahora imagina cuánto más productivo serías si utilizaras una sola de esas horas de otra manera: saliendo a correr, entrenando, escribiendo, leyendo, aprendiendo, cocinando o quedando con un amigo. Acabarías sacando mucho más partido a tu tiempo.

Te sugerimos que hagas un seguimiento del tiempo que pasas cada día con tus dispositivos electrónicos y te pongas un límite. Entre los métodos para reducirlo están: prohibir la televisión todas las tardes o al menos una de cada dos, no consultar la bandeja de entrada del correo electrónico si no estás en la oficina y borrar las aplicaciones de juegos del teléfono. Además de hacerte perder el tiempo, la exposición constante a los dispositivos electrónicos no te deja dormir bien, y todos sabemos que el cansancio no nos lleva a ninguna parte.

  Cuanto esperar para tener relaciones con tu novio

¿Cuánto tiempo pasas mirando la pantalla del ordenador en el trabajo sin conseguir hacer nada, lo que se traduce en largas y frustrantes horas en la oficina? Ahórrese ese tiempo y tómese un descanso de vez en cuando.

Por Anna

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad