Como tratar a un hijo desagradecido

Significado de niño desagradecido

Parte de la razón por la que los padres nos tomamos tan a pecho este comportamiento es porque creemos que somos los únicos que nos enfrentamos a él. Sin embargo, si entablas una conversación sincera con una de tus amigas madres, te dirá con toda franqueza que está luchando contra los mismos problemas que tú. Otros padres también tienen hijos desagradecidos, pero puede ser muy difícil hablar de ello. Sé que siento que el comportamiento de mis hijos es un reflejo de mi forma de criarlos, y puede ser una creencia muy difícil de quitar. Es bastante fácil hablar de las victorias de la crianza, pero abrirse a los fracasos de la crianza te coloca en una posición muy vulnerable. Así que, de la misma manera que los padres son reacios a exhibir un mal boletín de notas, la mayoría de los padres probablemente no van a ofrecer sus historias de vergüenza por el comportamiento de sus hijos. Y como nunca oyes a nadie hablar de esos problemas, empiezas a pensar que eres la única que los tiene.

Cuando eras una madre primeriza y te paseabas por el salón a oscuras con un bebé con cólicos, probablemente tus amigos y familiares intentaron consolarte diciéndote “es una fase”. Los bebés que se despiertan por la noche son una fase, los niños que se lo llevan todo a la boca son una fase, los terribles dos años son una fase, tu hijo se niega a comer cualquier cosa que no sea yogur es una fase… y sí, el desagradecimiento también es una fase, pero resulta que es especialmente larga. Bueno, un estudio en particular demostró que los “niños” (adultos en realidad) en la universidad empezaban a entender la importancia del papel de sus padres en sus vidas, y podían comprender de verdad el sacrificio y el duro trabajo que supuso criarlos.Así que…. dura un tiempo.¡Pero no todo son malas noticias! A los niños se les puede enseñar la gratitud por etapas. Si te concentras en algo pequeño pero alcanzable, como decir “gracias” cada vez que un niño recibe algo, puede empezar a interiorizar el sentido del agradecimiento. Pero si esperabas que tu hijo de 10 años sintiera de repente un profundo aprecio por el trabajo a tiempo parcial que aceptaste para pagarte el campamento de verano, eso tendrá que esperar unos 8 años más.

  Como seguir una conversación después de un hola

 

¿Qué hace que los niños sean desagradecidos?

Los niños sienten que no tienen control

A veces, un niño que muestra un comportamiento desagradecido no lo hace porque no le gusten las cosas que tiene, sino porque no le gusta saber que tiene que conseguir todo lo que necesita a través de otra persona. En cierto modo, es un sentimiento muy adulto para ellos.

¿Es normal que los niños sean desagradecidos?

Tener un hijo desagradecido es completamente normal. Su mundo gira en torno a ellos, y no hay madre que se queje de lo afortunados que son ni voluntariado forzado que vaya a cambiar eso. Sus cerebros aún no funcionan así.

Meme del niño desagradecido

“Mi hijo adolescente es feliz y está bien adaptado. Creo que he hecho un buen trabajo criándolo hasta ahora. El problema es que es totalmente desagradecido por todo lo que he hecho por él. ¿Cómo tratar a un adolescente desagradecido?”.

Los padres suelen expresar sentimientos similares durante la adolescencia de sus hijos. Trabajan duro para mantener a sus hijos y se esfuerzan por ser buenos padres. Sin embargo, su hija o hijo adolescente no les aprecia en absoluto. Esto les rompe el corazón.

La gratitud es el aprecio que uno experimenta cuando alguien le da cosas buenas, ya sean tangibles como un regalo, o intangibles como la amabilidad o la ayuda, por altruismo aunque no lo necesite. Es una virtud y una emoción moral1.

  Como rechazar una cita por whatsapp

Todos estamos familiarizados con el sentimiento de agradecimiento: cuando recibimos un regalo, estamos agradecidos a la persona que nos lo ha hecho. Reconocemos que los demás no tenían por qué haberlo hecho, pero lo hicieron de buena voluntad hacia nosotros.

La gratitud se asocia a una mayor satisfacción vital, optimismo, bienestar y menos depresión y envidia en comparación con las personas menos agradecidas2. Las personas agradecidas muestran más comportamientos y rasgos prosociales. Además, la gratitud es una fortaleza humana que mejora las relaciones personales e interpersonales. La gratitud beneficia a la sociedad en su conjunto.

Cómo dar una lección a un niño desagradecido

El enfado puede influir en el juicio y en la percepción de quién es el responsable de los acontecimientos negativos. Cuando un niño está enfadado, tiene la certeza de que está equivocado1 y esa percepción le dificulta mostrar respeto.

Los niños que no pueden controlar su ira necesitan nuestra ayuda para hacerlo. Centrarnos en eso en lugar de en nuestro propio enfado. Hacer lo mejor para nuestros hijos forma parte de la buena crianza. Poner nuestros propios intereses por delante de los de los niños no lo es.

Basta con abrazarlos fuerte y decirles: “Lo siento. Probablemente no quieras un abrazo en este momento, pero necesito mantener tu seguridad y la de los demás y ayudarte a calmarte. Ahora vamos a trabajar juntos en ello. Respira lenta y profundamente…”

Se ha demostrado que los azotes no sólo son ineficaces para mejorar el comportamiento de un niño, sino que también están relacionados con 13 resultados adversos, como agresividad, problemas de salud mental, deterioro de la capacidad cognitiva y abuso de sustancias.

Cómo tratar a un hijo mayor desagradecido

La buena noticia, dice el Dr. Berman, es que las peticiones repetidas no significan que su hijo se esté volviendo avaricioso o egoísta. De hecho, los niños suelen superar esta etapa a los 8 ó 9 años. Eso no sirve de consuelo cuando te enfrentas a la petición número 100 de tu hijo y estás tan harta de hablar de ello que te dan ganas de gritar. Sobre todo porque eso es lo que nuestros expertos en desarrollo infantil dicen que no hay que hacer. Les hemos pedido que nos den sus mejores consejos.

  Como mantener una relación a distancia por whatsapp

Todos sabemos que es importante avisar a los niños pequeños antes de que se produzcan transiciones como salir de casa de un amigo, pero a veces olvidamos que los mayores también lo necesitan. “Incluso los adultos necesitan ayuda para cambiar de marcha”, dice el Dr. Berman. “Si estoy hojeando en la librería con mi marido y de repente dice: ‘Vale, vámonos. Ya he tenido bastante’, es frustrante. Me va mejor si me avisa con diez minutos de antelación”.

Los niños de 5 y 6 años no necesitan recordatorios constantes, pero avise a su hijo a mitad de camino y al menos una vez justo antes de que termine una actividad. En su recordatorio, intente anticiparse a su reacción. Así, si después de una partida de Candy Land suele discutir que tenéis que jugar una más para tener la oportunidad de ganarte, puedes decirle al principio: “Si vuelvo a ganar, ésta será nuestra última partida. Puedes volver a intentar ganarme la próxima vez”.

Por Anna

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad