Como superar el miedo al abandono

Problemas de abandono relaciones

El miedo al abandono suele ir de la mano de algunos trastornos mentales, como el trastorno límite de la personalidad, el trastorno bipolar, el trastorno depresivo mayor, los trastornos de ansiedad y otros. Es natural que los seres humanos teman el abandono hasta cierto punto, pero si te preocupa que la gente te abandone todo el tiempo, tus relaciones y tu salud mental pueden sufrir las consecuencias. Hablar con tu terapeuta y tu médico es un buen primer paso si últimamente te sientes inseguro o demasiado dependiente. Después de establecer un plan de tratamiento, puedes trabajar para cambiar tus comportamientos negativos y ser más autosuficiente emocionalmente.

 

Sanar el trauma del abandono

Las teorías que explican por qué se produce el miedo al abandono incluyen interrupciones en el desarrollo normal de ciertas capacidades cognitivas y emocionales, problemas con relaciones anteriores y otras experiencias sociales y vitales problemáticas.

  Como actuan los antidepresivos

Aunque no es una fobia oficial, el miedo al abandono es posiblemente uno de los miedos más comunes y perjudiciales. Las personas con miedo al abandono tienden a mostrar comportamientos y patrones de pensamiento que afectan a sus relaciones. En última instancia, estas estrategias de afrontamiento inadaptadas pueden provocar el mismo abandono que temen. En consecuencia, este miedo puede ser devastador.

Existen muchas teorías en torno a los orígenes del trastorno. En general, los psicólogos atribuyen el miedo al abandono a experiencias, creencias y conceptos que interiorizamos de niños. Un niño al que se le niegan comodidades básicas y necesarias, como el afecto físico, la conexión emocional y la seguridad, aprende a no confiar en la permanencia de éstas en la edad adulta.

Miedo a no ser amado

Esto podría significar una práctica formal de meditación de atención plena, o simplemente ir a lugares y hacer cosas que estimulen tus sentidos del oído, la vista y el tacto, y respirar de forma deliberada y consciente.

  Como pedir dinero al universo

Por ejemplo, puedes sentirte frustrado por tener sentimientos de tristeza y pensar: “¿Por qué siempre tengo que sentirme así?”. Tus sentimientos de ira son una emoción secundaria sobre una emoción que ya experimentas, que es la tristeza.

Más bien, intenta aceptar tus sentimientos como parte del ser humano. Acepta lo que es y dirige tu energía y atención a retroalimentarte de estos sentimientos y a buscar formas de sentirte mejor.

En lugar de perder tanto tiempo y energía defendiéndote del rechazo, culpándote o intentando luchar contra la pena, opta por aceptar lo que es y redirige tu energía hacia la curación.

Por ejemplo, puedes razonar que si te abandonaron sin justificación ni aviso, entonces no eran dignos de ti. O si te engañaron, entonces no merecen tu confianza ni tu respeto.

  Como mejorar la concentración y la memoria

Por Anna

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad