Como ser fuerte mentalmente

Hacerse mentalmente fuerte

Cuando no somos capaces de manejar las bolas curvas que la vida nos lanza, las cosas pueden sentirse bastante caóticas y fuera de nuestro control. A veces, nos sentimos como si no pudiéramos hacer frente a estos contratiempos. La buena noticia es: ¡tú puedes! Cualquiera puede fortalecerse mental y emocionalmente. Sólo tienes que trabajar para aumentar tu confianza y resiliencia y aprender a caminar sobre las cosas malas que te llegarán. Es un camino que no se recorre de la noche a la mañana, pero pronto notarás la diferencia en tu forma de afrontar los contratiempos.

 

¿Puede una persona mentalmente débil hacerse fuerte?

NO HAY dos categorías de personas: los mentalmente fuertes y los mentalmente débiles. Por el contrario, todo el mundo posee fuerza mental en cierta medida y todos tenemos la capacidad de fortalecernos. Al igual que hay que hacer ejercicio para mantenerse fuerte físicamente, la fortaleza mental requiere ejercicio y práctica continuos.

¿Cómo sé si soy fuerte mentalmente?

Las personas mentalmente fuertes no se sientan a lamentarse por sus circunstancias o por cómo les han tratado los demás. En cambio, asumen la responsabilidad de su papel en la vida y comprenden que la vida no siempre es fácil ni justa. No permiten que otros las controlen y no dan a nadie poder sobre ellas.

¿Por qué soy mentalmente débil?

Estar indeciso y no ser capaz de decidir por ti mismo puede debilitarte mentalmente debido a todo el estrés y la presión a la que te sometes para asegurarte de que cada decisión que tomas es la correcta. Pero lo cierto es que, elijas lo que elijas, siempre acabarás arrepintiéndote y preguntándote si te has equivocado.

 

Fuerza mental

La fortaleza mental es primordial para alcanzar cualquier meta elevada o superar obstáculos extremos. Pocas cosas grandes ocurren en este mundo sin un poco de adversidad. Nada asombroso ocurre dentro de nuestra zona de confort. Tanto si se trata de conseguir un ascenso como de cultivar un matrimonio difícil, dominar un deporte, crear o salvar una pequeña empresa, luchar contra una enfermedad, afrontar la pérdida de un ser querido, criar a los hijos o cazar terroristas, siempre habrá algo de sufrimiento. Por eso las cosas que amamos y por las que trabajamos duro son gratificantes.

  Como salir de la friendzone

Los rasgos psicológicos de la determinación y la resiliencia han sido ampliamente investigados, pero siguen planteando un reto en lo que se refiere a cómo desarrollamos realmente la fortaleza mental. Mi nuevo libro – Embrace the Suck: El camino de los Navy SEAL hacia una vida extraordinaria, cuyo prólogo es un puñetazo en las tripas de David Goggins, trata sobre la resiliencia y plantea varias preguntas: ¿Cómo desarrollamos la resiliencia? ¿Tienen algunas personas más dinero que otras en sus cuentas bancarias de resiliencia? ¿Cómo podemos hacer más depósitos que retiradas? ¿Ocurre de forma natural con el tiempo o podemos entrenarnos para ser más fuertes mentalmente? La respuesta general es sencilla. La resiliencia es como cualquier músculo. Con concentración y determinación -y algunos de los hábitos de este artículo- puedes fortalecer tu mente para superar cualquier obstáculo, aplastar objetivos, dominar tu campo de batalla y vivir una vida extraordinaria.

Mentalidad fuerte

Se presta mucha atención a la forma física, y con razón: una buena salud física puede prevenir dolencias como las cardiopatías o la diabetes y ayudarle a mantener una vida larga e independiente. Pero a menudo se descuida la salud mental, es decir, tener una mente sana y fuerte que le permita afrontar los retos y las oportunidades que la vida le pone delante.

Se suele pensar que la ausencia de un trastorno mental significa que una persona está bien mentalmente y emocionalmente, pero según Rachel O’Neill, asesora clínica profesional, se trata de un peligroso error. “Una persona puede experimentar períodos de estrés, malestar, tristeza o ansiedad sin cumplir necesariamente los criterios de un trastorno de salud mental”, afirma. “El bienestar mental es un proceso y, al igual que la salud física, mantener el bienestar mental y emocional es un proceso continuo”.

  Como funciona el cerebro

Como es lógico, los momentos difíciles o estresantes pueden ser la prueba definitiva de la aptitud mental. Cuando nos vemos abatidos por un acontecimiento vital importante, ser capaces de recuperarnos rápidamente requiere una gran fortaleza mental y resiliencia psicológica. Los beneficios de estar mentalmente en forma significan que somos capaces de utilizar nuestras capacidades mentales al máximo, lo que nos permite ser más creativos, aprovechar al máximo las oportunidades que se nos presentan y abordar las situaciones estresantes con más calma y menos ansiedad.

Cómo entrenar la fuerza mental

Ya se trate de problemas de salud, estrés laboral o una crisis financiera, los inevitables retos de la vida pueden dificultar el funcionamiento. A algunas personas les cuesta actuar por miedo a empeorar las cosas. Otras se vuelven impulsivas y empiezan a tomar cualquier medida que pueden sin pensar en las mejores soluciones.Las personas mentalmente fuertes, sin embargo, se mantienen fuertes cuando su mundo se desmorona. Gestionan sus pensamientos, emociones y comportamientos de forma que les ayudan a superar los momentos difíciles y, de hecho, suelen salir de las dificultades mejor que antes. En mis experiencias como terapeuta y a través de la investigación para mi libro, “13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen”, descubrí que las personas mentalmente fuertes utilizan las siguientes estrategias para mantenerse fuertes incluso cuando sienten que su mundo se está desmoronando:

1. 1. Reconocen su fuerza interiorPensar: “No puedo con esto” o “Nunca lo superaré” disminuye tu capacidad para afrontar la situación. Afortunadamente, las personas mentalmente fuertes no se creen todo lo que piensan. Cuando sus pensamientos se vuelven irrealmente negativos, se recuerdan a sí mismas que son más fuertes de lo que su cerebro les atribuye. Cuando sus pensamientos se vuelven negativos y poco realistas, se recuerdan a sí mismos que son más fuertes de lo que su cerebro les atribuye. Darse a sí mismos charlas de ánimo que les recuerden los momentos difíciles que han soportado en el pasado les ayuda a ganar la confianza que necesitan para manejar cualquier cosa que la vida les depare.2. Cuidan de sí mismosLas personas mentalmente fuertes hacen del cuidado de sí mismas una prioridad, incluso durante los momentos más difíciles, porque saben que la lucha para hacer frente a la angustia será más difícil si no cuidan de su mente y su cuerpo. Comen de forma saludable, hacen ejercicio y descansan lo suficiente para estar en su mejor momento cuando afrontan los retos.3. Se centran en lo que pueden controlarLas personas mentalmente fuertes no pierden el tiempo recordando conversaciones, preocupándose por resultados catastróficos o deseando que las cosas fueran diferentes. Saben que esas cosas les restarán la fuerza mental que necesitan para resolver los problemas. Así que invierten sus recursos en cosas que pueden controlar, aunque esa única cosa sea su actitud.

  Preguntas a tu pareja para saber si es infiel

Por Anna

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad