Como cultivar la paciencia

Ejercicios de paciencia

La paciencia es una virtud, pero también puede ser una medicina. Las personas que saben practicar la paciencia disfrutan de menos emociones negativas, se sienten menos deprimidas y están más satisfechas con su vida. Además, las personas pacientes también pueden beneficiarse de una serie de ventajas para la salud, por ejemplo:

Sin embargo, muy pocos de nosotros practicamos realmente la paciencia, y mucho menos sabemos cómo ser pacientes. En esta era de gratificación instantánea, estamos tan acostumbrados a conseguir lo que queremos cuando lo queremos. Podemos recibir envíos el mismo día, comer en menos de treinta minutos y ver nuestra serie favorita en un fin de semana.

En su nivel más básico, la paciencia es la capacidad de esperar. Pero, más que eso, es la capacidad de esperar por algo que realmente queremos o incluso necesitamos. Y también definimos la paciencia como esperar por esa cosa sin expresar irritación o frustración.

Pero profundicemos en el concepto de paciencia. La psicóloga Sarah Schnitker ha hecho carrera estudiando la paciencia. Según sus investigaciones, hay tres tipos distintos de paciencia:

¿Cuáles son las 3 cualidades de la paciencia?

La paciencia genera confianza, decisión y una actitud reflexiva ante la vida. La paciencia conduce a la sabiduría y al éxito.

¿Cuál es la clave de la paciencia?

La mejor manera de practicar la paciencia es hacerse esperar. Un estudio publicado en Psychological Science demuestra que esperar nos hace más felices a largo plazo. Empieza con algo pequeño, como esperar unos minutos más para tomarte ese batido, y luego pasa a algo más grande.

  Como saber quien es tu alma gemela

¿Cómo nos enseña Dios a tener paciencia?

La Biblia nos ayuda a entender la paciencia. Romanos 5:3-4 dice: “Y no sólo eso, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce perseverancia; y la perseverancia, carácter; y el carácter, esperanza.” Esto nos dice que las tribulaciones producen perseverancia, o paciencia.

Actividades para aumentar la paciencia

A menudo se exhibe a puerta cerrada, no en un escenario público: Un padre que cuenta un tercer cuento a su hijo, una bailarina que espera a que se cure su lesión. En público, son los impacientes los que acaparan toda nuestra atención: conductores tocando el claxon en el tráfico, clientes refunfuñando en colas lentas. Tenemos películas épicas que exaltan las virtudes de la valentía y la compasión, pero una película sobre la paciencia puede resultar un poco sosa.

Sin embargo, la paciencia es esencial en la vida cotidiana y puede ser la clave de una vida feliz. Tener paciencia significa ser capaz de esperar con calma ante la frustración o la adversidad, así que en cualquier lugar donde haya frustración o adversidad -es decir, casi en todas partes- tenemos la oportunidad de practicarla. En casa con nuestros hijos, en el trabajo con nuestros compañeros, en el supermercado con la mitad de la población de nuestra ciudad, la paciencia puede marcar la diferencia entre el fastidio y la ecuanimidad, entre la preocupación y la tranquilidad.

Religiones y filósofos llevan mucho tiempo alabando la virtud de la paciencia; ahora los investigadores empiezan a hacerlo también. Estudios recientes han descubierto que, efectivamente, los que esperan reciben cosas buenas. A continuación se detallan algunos de estos beneficios respaldados por la ciencia, junto con tres formas de cultivar más paciencia en tu vida.

  Como actuar con indiferencia

Cómo desarrollar una actitud paciente

En el mundo acelerado en el que vivimos hoy en día, nunca ha sido tan difícil ser paciente todo el tiempo. Nos hemos acostumbrado tanto a la información instantánea y al entretenimiento constante, a las entregas en el mismo día y a las soluciones rápidas, que la mayoría de nosotros hemos perdido la noción de lo que significa simplemente esperar con paciencia; sin embargo, practicar la paciencia puede transformar tu carrera profesional y tu vida personal. Por eso hoy hablamos de la paciencia, sus beneficios y cómo puede ayudarle a alcanzar sus objetivos en la vida.

La paciencia es nuestra capacidad personal para tolerar un estado desagradable. Ya sea el retraso de una reunión o un vuelo importantes, o una forma de sufrimiento, la paciencia es lo que nos hace resistentes. Los psicólogos llaman a esto tolerancia a la frustración.

Aunque es una cuestión de diferencias individuales, la paciencia es algo que podemos aprender. Además, dependiendo de nuestros rasgos personales, la paciencia puede tener un significado algo distinto para cada uno de nosotros. Por ejemplo, a algunas personas les puede resultar difícil ser pacientes con la comida, mientras que otras no toleran el aburrimiento o soportan la ansiedad.

Cultivar la paciencia significado

A menudo se exhibe a puerta cerrada, no en un escenario público: Un padre contando un tercer cuento a su hijo, una bailarina esperando a que se cure su lesión. En público, son los impacientes los que acaparan toda nuestra atención: conductores tocando el claxon en el tráfico, clientes refunfuñando en colas lentas. Tenemos películas épicas que exaltan las virtudes de la valentía y la compasión, pero una película sobre la paciencia puede resultar un poco sosa.

  Ideas para hacer cartas de amor

Sin embargo, la paciencia es esencial en la vida cotidiana y puede ser la clave de una vida feliz. Tener paciencia significa ser capaz de esperar con calma ante la frustración o la adversidad, así que en cualquier lugar donde haya frustración o adversidad -es decir, casi en todas partes- tenemos la oportunidad de practicarla. En casa con nuestros hijos, en el trabajo con nuestros compañeros, en el supermercado con la mitad de la población de nuestra ciudad, la paciencia puede marcar la diferencia entre el fastidio y la ecuanimidad, entre la preocupación y la tranquilidad.

Religiones y filósofos llevan mucho tiempo alabando la virtud de la paciencia; ahora los investigadores empiezan a hacerlo también. Estudios recientes han descubierto que, efectivamente, los que esperan reciben cosas buenas. A continuación se detallan algunos de estos beneficios respaldados por la ciencia, junto con tres formas de cultivar más paciencia en tu vida.

Por Anna

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad